En toda familia es muy importante la comunicación, por eso siempre nos encargamos de mejorar la interacciones que tenemos entre nosotros. Además de expresar la palabra de Dios al mundo entero en nuevas formas para llegar a muchas personas más.